Importancia de las glándulas endocrinas según Edgar Cayce

De acuerdo con las lecturas de Edgar Cayce, las glándulas endocrinas tienen una gran importancia en el cuerpo del ser humano. Estas glándulas actúan como puntos de contacto entre el cuerpo físico y el espiritual, siendo los medios a través de los cuales el alma actúa en nuestro cuerpo físico. Así las cosas, thyroid-1todo proceso de curación debe pasar por el sistema endocrino para poder tener verdadero éxito.

Según Cayce, el sistema endocrino es la fuente de todas las acciones humanas, de nuestros temperamentos, caracteres y disposiciones, cosa que cambia, de acuerdo con sus tesis, de acuerdo con la naturaleza y la raza del ser humano. El miedo, la ira o la alegría son emociones que se relacionan con ciertas actividades de las glándulas endocrinas, y producen secreciones hormonales que se extienden por todo el organismo. Estas glándulas están relacionadas con los procesos de envejecimiento y renovación de las células, y están influidas por las acciones del alma.

Las glándulas endocrinas actúan como centros de energía a través de los cuales nuestra mente y nuestro espíritu pueden actuar sobre nuestro cuerpo físico. Cayce diferencia a los “centros glandulares mayores”, que son aquellos que secretan hormonas: glándula pineal, pituitaria, timo, tiroides, suprarrenales, las gónadas (masculinas y femeninas) y las células de Leyden. De acuerdo con Cayce, cada una de estas glándulas está relacionada con una función particular, una vibración tonal, un elemento de la Tierra, el influjo de un planeta y un signo astrológico. La relación de las diferentes glándulas con los planetas y signos cambia según cada persona y sus experiencias de vida.

La ira hace que las glándulas, particularmente las suprarrenales, secreten sustancias “venenosas” que son contraproducentes para la salud. La alegría, en cambio, tiene el efecto opuesto. Así, según Cayce, la enfermedad llega al cuerpo físico como resultado de los “venenos” que segregan nuestros centros glandulares a consecuencia de nuestras actitudes negativas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *